Con la aprobación del Real Decreto-Ley 1/2012 de 27 de enero se suspendieron los procedimientos de pre asignación de retribución y se suprimen los incentivos económicos para nuevas instalaciones de producción de energía eléctrica a partir de fuentes de energía renovables. En este contexto, nos vimos obligados a buscar soluciones alternativas sin depender de las subvenciones para el desarrollo de este tipo de proyectos. Esto  es lo que llamamos modelo de Direct Marketing.

En España, las opciones para Direct Marketing son:

  • Línea de alimentación exclusiva para conectar al consumidor con el productor.
  • Los contratos bilaterales de compra de energía.
  • La venta de la electricidad a la red y la generación de certificados verdes (GCC) y/o garantías de origen para su comercialización en otros mercados

Las claves fundamentales para el éxito de este modelo son los siguientes:

  • Los proyectos desarrollados en la zona de máxima radiación
  • Economías de escala (proyectos de un tamaño medio-alto)
  • Los proyectos de bajo coste:
  • Bajo coste en el coste de los arrendamientos de terrenos y/o cubiertas
  • Bajo coste en las tasas municipales
  • Bajo coste en las condiciones de evacuación
  • Bajo coste de los equipos principales, módulos, inversores, etc.

De acuerdo con el Real Decreto 661/2007, en España hay dos maneras de vender electricidad si está conectado a la red:

  • Conexión a la red de distribución y retribución económica por tarifa regulada (FIT).Actualmente con la nueva normativa, esta opción ya no es posible.
  • Conexión a la red de distribución y la retribución económica que se establezca mercado libre de la electricidad, en cuyo caso el precio es variable.

En España, cualquier instalación fotovoltaica conectada a la red requiere los servicios de un agente o representante mercado de la electricidad con el fin de actuar antes de que el OMEL. Estas empresas son responsables de la comercialización de la energía producida y están autorizados para trabajar con OMEL e intentar lograr el mejor precio para la producción fotovoltaica de acuerdo la franja horaria en la  que producimos energía (principalmente de 10-19h dependiendo de la temporada) y asumir las desviaciones de producción.

Hay otras maneras de vender energía verde:

1. ACUERDOS BILATERALES

En este modelo se establece un acuerdo contractual entre  grandes consumidores de energía con productores fotovoltaicos. En este caso, sería necesario pagar los peajes por el uso de la red de distribución.

2. LINEA DEDICADA O DE ALIMENTACIÓN EXCLUSIVA.

En este caso, se conecta físicamente la instalación de consumo con la fuente de generación de energía. Este modelo es considerado como Autoconsumo según el Real Decreto 900/2015, de 9 de octubre.

3. CERTIFICADOS VERDES

La energía proveniente de instalaciones solares fotovoltaicas puede generar Certificados Verdes o Garantías de Origen de la Electricidad.
Estos certificados son susceptibles de comercialización tanto en España como fuera de ella  y combinándolos con la venta de energía en el mercado libre mejora la rentabilidad económica de las instalaciones.

ENERGÉS aporta todo su Know How técnico y su conocimiento del sector para que confluyan los intereses del consumidor de energía y el promotor de la instalación a tres niveles:

  • Impulsando y coordinando la búsqueda el acuerdo entre productor y consumidor de energía.
  • Legalizando y construyendo la planta.
  • Desarrollando la operación y mantenimiento de la misma.